An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy231
mod_vvisit_counterAyer1135
mod_vvisit_counterSemanal231
mod_vvisit_counterMensual23421
mod_vvisit_counterTodos1825041

DESDE MI BALCON NATALINO: DE DONDE NO HAY, NO SE PUEDE SACAR

Escribe: Ramón Arriagada      

 

 

 

 

 Es posible, nadie en  Puerto Natales haya  escuchado, a mediados de marzo,   los agradecimientos de las autoridades de Salud de Concepción,  por el desprendimiento desinteresado de un sofisticado aparato, utilizado para los  procesos de esterilización en el interior de los hospitales, que  hizo nuestra ciudad para favorecer  la atención de salud de la  terremoteada ciudad  penquista.  El equipo, por razones que desconocemos, aún permanecía  embalado en  uno de los pasillos de nuestro establecimiento  hospitalario, y fue llevado  conjuntamente  con la ayuda de la Región de Magallanes a Concepción.

La misma suerte  habría corrido el  único equipo de placas radiológicas en Natales, sino  se hubiese aferrado a él,  el tecnólogo médico  José Millao, quien  observó  estupefacto la expropiación que realizaban dos técnicos enviados desde Punta Arenas para llevárselo.  ¡Alunizaje!,  ¡Alunizaje! , gritaban alarmados el personal de salud;  escuchando sus reclamos, amplificados  acertadamente por las radios locales, acudieron los dirigentes vecinales, gremiales y sociales.  Todos pedían explicaciones. Como era posible, que en el gobierno anterior,  al calor de las  elecciones,  se había prometido Hospital nuevo para la ciudad y ahora  esta acción irracional de desmantelar lo poco  que hay.

        Un funcionario de salud,  al cual llamo para que me informe sobre lo acontecido el lunes, me confidencia… “así como vamos, este hospital,  ligerito va a entrar a la categoría de un  PAME, ya ni siquiera una posta”.  En la jerga  del Chile de hoy,  significa  Puesto de Atención Médica de Emergencia.  En la televisión local, una dirigente relacionada con la salud, declara que  esta irrupción expropiadora del centralismo regional, va a destapar muchas anomalías  en el   “Augusto Essman”.  ¡Vamos  pa  Hospital de Campaña!  dice socarronamente una dirigente vecinal, que llegó hasta con su suegra a defender, según ella,  “este hospitalito pobre, pero honrado”.  Mientras  algunos paramédicos  dicen preparar  una “vaquita”,  para comprar cadenas y asegurar incubadoras, catres,  chatas y escupitines, porque dudan  la forma como van a  implementar el nuevo Hospital cinco estrellas de Punta Arenas.   

  Como es de bien nacido ser agradecido. Vayan mis  reconocimientos a todos aquellos que sin querer un día de abril, sin proponérselo, en Puerto Natales,  fueron  actores de un acto digno de  rebeldía contra tanto centralismo.