An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy742
mod_vvisit_counterAyer910
mod_vvisit_counterSemanal3134
mod_vvisit_counterMensual23103
mod_vvisit_counterTodos1633411

DESDE MI BALCON NATALINO: CONDORO DIECIOCHERO DE MINISTRO BARANDA

Escribe: Ramón Arriagada

 

Luego de conocer la noticia de la negativa del Ministerio de  Desarrollo  Social para dar inicios a las obras de modernización  de nuestro aeropuerto, me veo en la obligación de referirme al tema.  En estos días  de septiembre de un año tan simbólico para  la sociedad chilena, tenía otros temas  considerados para esta columna.

A los de mi generación, los marcó la Revolución en Libertad,  el proceso de Reforma Universitaria, la disputa responsable de la dirección política en los partidos políticos por parte de los jóvenes;  culturalmente vivimos días en que era peligroso ser ignorante.  Además  de participar en gestas como la Nacionalización del Cobre y la transformación de la propiedad de la tierra.

En la perspectiva histórica, sin revanchismos ni  pequeñeces, las medidas  precitadas eran necesarias para terminar con el Chile subdesarrollado y pobretón que nos persiguió hasta los sesenta.  De  ahí en adelante Chile no volvió a ser  una economía frustrada.  Todo lo que conocemos hoy, capacidad exportadora de nuestras riquezas básicas y diversificación en las exportaciones agrícolas tiene su origen  en los años setenta, aunque eso haya traído como resultado la muerte del Presidente  Salvador Allende; seguido del horror de los años siguientes.

Pero la contingencia me obliga  a referirme a la negativa  entregada a nuestras autoridades locales y regionales por parte del Ministerio de  Desarrollo Social respecto a la modernización del aeropuerto de  Natales.  Cuando la conocí me pareció cruenta y un castigo para nuestra esforzada  comunidad natalina.   Los que aquí habitamos, somos los  guardianes del 10  por ciento del territorio  más olvidado por los chilenos;  hacemos  soberanía por presencia vigilando, un bien no valorizado por la patria chilena, el Campo de Hielo Patagónico Sur. No merecemos bofetadas de burócratas del nivel central,  ignorantes territoriales, guiados por el catecismo de  la rentabilidad social.

Cómo hacerles saber a los cerebros de Mideplan, adoradores de la metromanía, que Puerto Natales durante treinta años  le costó  un presupuesto miserable al Estado de Chile. Cuando  fuimos apéndice económicos de  la República Argentina.  Tiempos de la explotación carbonífera en Rio Turbio, gracias a cuyos salarios,  nacieron nuevas poblaciones, donde hoy  viven viejos mineros gracias a respetables jubilaciones del  Gobierno argentino.

 

El  Ministro de  Desarrollo Social Bruno  Baranda,  impulsa por estos días una Campaña  la cual lleva por nombre “Condoros Dieciocheros”;   se trata  que  chilenos vulnerables no gasten mas de lo que ganan.   Sólo espero que negarle aeropuerto a Natales  por parte de su Ministerio, no sea uno mas de sus Condoros.