An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy988
mod_vvisit_counterAyer1156
mod_vvisit_counterSemanal2144
mod_vvisit_counterMensual25704
mod_vvisit_counterTodos1606683

DESDE MI BALCON NATALINO:GENTES DEL ARCHIPIÉLAGO PATAGÓNICO

Escribe: Ramón Arriagada

El  último domingo a  media tarde de un día amenazante en Puerto Natales, arribó al muelle la embarcación “Explorador Patagonia”, arrendada por las  Municipalidades de la parte sur de la región de Aisén, para reafirmar una vocación de futuro, con la mirada siempre puesta en el sur.  Los habitantes de Tortel, Cochrane o Villa O Higgins, saben que la Carretera Austral que llega hasta donde ellos residen, los hace responsables, desde sus escenarios naturales de  ir ideando las estratagemas,  para lograr rompiendo el aislamiento,  llegar hasta Magallanes.

Novedosa expresión de comunidades  que han tomado conciencia de su propio destino.  Saben que si dejan en manos de burócratas centralistas la decisión de continuidad de la  Carretera que avanza hacia el sur, estos son capaces de opinar que es  más rentable hacerla llegar a El Chaltén para  seguir hasta Puerto Natales por territorio argentino. Mirando el mapa exclamarán,  ¡Total queda tan poco!.

A la recepción  de los expedicionarios  aiseninos, esa tarde lluviosa del domingo, llegamos dirigentes de la Cámaras de Turismo y Comercio de Natales.  Desde ya hace bastante tiempo compartimos  con nuestros amigos de Tortel, la necesidad  imperiosa que el Campo de Hielo Patagónico Sur, lejos de separarnos  debe ser motivo de unión.  Hay una legítima unanimidad y es que la conectividad del futuro la van a generar las comunidades.  Es una tarea de largo aliento, que no entusiasma a autoridades ni a dirigencias políticas,  más preocupadas de las próximas elecciones y no de las próximas generaciones.  Por eso,  entonces,  el domingo no llegaron ni para la foto.

Con sana envidia al ver a los aiseninos bajarse orgullosos en tierra natalina, terminada su  exitosa expedición, pensé en lo poco que hemos contribuido a forjar esta hermosa aventura de darle vida al archipiélago patagónico, este desamparado diez por ciento del territorio nacional. Me avergüenza no poder salvar,  nuestra única fortificación frente al Campo de Hielo Sur- como lo es Puerto Edén - que languidece  a orillas del Canal Messier.

 

La pasada, fue semana de visitas importante para Puerto Natales.  Bachelet y Piñera, no llegan  en una misma semana a una ciudad pequeña como la nuestra.  Tenemos un aeropuerto de 1.750 metros,  insuficiente para la llegada de las aerolíneas nacionales. Ambas visitas ilustres se prodigaron en sus anuncios en darnos más metros de extensión para la pista.  Sospechoso,  pues estamos en período electoral.  Pero en la Patagonia se aprende  a estar preparados para lo peor, esperando lo mejor.