An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy988
mod_vvisit_counterAyer1156
mod_vvisit_counterSemanal2144
mod_vvisit_counterMensual25704
mod_vvisit_counterTodos1606683

DESDE MI BALCON NATALINO:SOMOS MARAVILLOSOS

Escribe: Ramón Arriagada

El largo fin de semana, fue increíblemente noticioso para nuestra comunidad natalina.  Uno, por la noticia de  la designación del Parque Nacional Torres del Paine como la “Octava Maravilla del Mundo”,  y lo otro,  la realización de una fecha más de la prueba automovilística “Las Tres Horas de Puerto Natales”.

Respecto a la distinción  venida desde un sitio de Internet en Estados Unidos,  sobre nuestro Paine;  un amigo fundamentalista,  opina que  hay un error de conceptos en el llamado a votar por una Octava Maravilla, pues “ninguna de las otras siete que yo conozco fueron obras del Creador como lo es nuestra bellísima Cordillera”.  Otro opinante, acucioso  e incrédulo,  me informa que  para celebrar tan magno acontecimiento, necesita ver el programa de TV donde  el embajador “torrepainino” Cristián de la Fuente, subió emocionado a recibir el galvano que nos  acredita como maravillosos.

Sobran aquellos opinantes que le  quitan méritos al actor. Afirman que el premio debieran haberlo recibido dos esforzados guardaparques.  Una  vecina, de las informadas, me llama para decirme que está feliz con el premio, rematando su apreciación, con un  “¡Así como van las cosas, este otro año, acuérdate, vamos a tener que habilitar hasta los gimnasios para que duerman los turistas!”.  En fin, todos han sido felices con la noticia del Paine como “Octava Maravilla del Mundo”, sobre todo porque han visto en las autoridades un énfasis nunca visto por la noticia.

Nos hemos olvidado por el momento del subdesarrollo de  nuestra conectividad. Una preocupación reciente.  Sin avión, sin barco de pasajeros, con uno de los accesos, hoy cortado por derrumbes y reparaciones.  Agradecemos la noticia alentadora,   el mundo ha tomado nota que en Ultima Esperanza,  hay una belleza natural, testimonio del Hacedor,  con la cual,  pudo sin mayor esfuerzo,  competir con obras monumentales del hombre.

Gran responsabilidad para las autoridades. Luego de felicitarse por ser portadores de esta magnífica  noticia, deberán evaluar las repercusiones y proyecciones de la designación.  Los teóricos del turismo, si los hay, ya debieran estar estudiando el impacto de los viajeros y turistas que llegarán en el futuro. Si los efectos fueran proporcionales a la noticia dada, es posible sean necesarios planes de contingencia para detener la avalancha presupuestada.

 

Pero “Las Tres Horas Automovilística de Puerto Natales” y sus problemas de realización me hacen despertar del sueño de grandezas y premiaciones. Cada vez son menos los motores de rugen.  Desinfle que temo suceda en los meses venideros con nuestra condición de “maravillosos” de hoy.