An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy56
mod_vvisit_counterAyer1110
mod_vvisit_counterSemanal3390
mod_vvisit_counterMensual29195
mod_vvisit_counterTodos1733300

DESDE MI BALCON NATALINO: POR UN TURISMO MÁS HUMANO

Escribe: Ramón Arriagada

Noviembre pasó como un cometa por nuestras vidas.  Con  el deseo contenido  de pronto saber los resultados  eleccionarios,  hubo un larguísimo trayecto a la verdad de los elegidos,  hasta con primarias. Súmele a ello,  el suspenso del desfile de candidatos presidenciales de la derecha,  y el estar frente a cuatro papeletas, queda claro lo sufrido y transpirado del  cuádruple  parto político.

Nuestra comunidad natalina además debió lamentar -en este noviembre- una serie de accidentes trágicos, que significaron la partida de conocidos  integrantes de familias muy  cercanas a nuestra convivencia. 

Cómo no ponderar en su justa dimensión, hechos tan halagueños,   como el haber sido recomendados por un sitio de Internet, el más estructurado e influyente de los de su tipo,“La Octava Maravilla del Mundo”.  Un reconocimiento justo al Paine  y  a la gente natalina, que por muchos años no se ha restado en los esfuerzos,  por ser un auténtico “campamento base” para quienes se aventuran hacia la Cordillera  maravillosa

También,  hemos conocido en este mes dos noticias científicas,  que al parecer traerán  satisfacciones  sólo medibles en el tiempo.  Por una parte, la Universidad de Magallanes, se ha decidido a darle otra perspectiva a su trabajo en Ultima Esperanza. Y pensar que  hace unos meses,  estuvieron a punto de enajenarle,  parte de sus terrenos aquí en Natales.

El Alma Matter magallánica quiere - mirando hacia el Campo de Hielo Patagónico Sur-  construir  en Natales,  las instalaciones necesarias para mostrar el tesoro glaciológico y  paleontológico,  de esta la tercera gran reserva de agua dulce de la Humanidad.  Recordemos  que las otras son:  la Antártica y Groenlandia.

Aún no hay conciencia del importante hallazgo - hecho por científicos del INACH  en Cerro Guido - de restos fósiles de los dinosaurios más australes de América.  Conjuntamente con los   ictosaurios del  Dickson son  contribuciones científicas formidables,  que  hincharían el pecho colectivo  de  cualquier comunidad.  Pero son tantas las cosas superlativas de nuestra Ultima Esperanza,  que al parecer se ha creado un abismo, entre los nuevos hechos y la población  potencialmente beneficiada.

 

Con nuestro voto decidimos quienes serán nuestros representantes en las diferentes instancias de los poderes políticos del país.  Lo ideal sería que ellos apoyaran en el futuro todas las expresiones nuestras,  para posibilitar una actividad  económica,  no   sólo dedicada a la importación de turistas. No queremos visitantes  aislados,  en guetos ficticios, artificiales  y manipulados por las transnacionales  del turismo.Nuestra decisión es por un turismo más humano.