An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy253
mod_vvisit_counterAyer1196
mod_vvisit_counterSemanal9794
mod_vvisit_counterMensual22198
mod_vvisit_counterTodos1896536

ENAP TE QUIERO, PERO TE QUIERO DIGNA

En aquellos años, cuando los natalinos partían felices y en procesión a comprar combustibles a Río Turbio, cuando la relación precio era tres por uno,  Manuel Suárez, escribió un artículo en este suplemento, cuyo titular  recuerdo perfectamente, “Enap te quiero, pero te quiero digna”.  Y ello porque el combustible en venta en las estaciones de la vecina provincia trasandina de Santa Cruz, tres por uno, procedía de Cabo Negro en Punta Arenas.

Era inconcebible la relación de precios. Nunca ENAP entregó antecedentes sobre la venta de combustibles al vecino país. Nunca informó sobre ganancias de una venta fuera de toda lógica. Se argumentaba que era por razones estratégicas. Las autoridades de la época tampoco hacían las preguntas  de rigor. Estaba presente el temor ancestral a una empresa, cuyos  ejecutivos, tienen una extraterritorialidad inconcebible, sobre todo porque son cargos  de designación y confianza del gobierno de turno.

Manuel Suárez quería  explicaciones. La opinión circulante era que el precio entregado a los argentinos, al ser combustible de exportación, se vendía sin Iva y sin Impuesto Específico, era por eso la “baratura”, además por el subsidio a los combustibles en Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego,  pues el gobierno argentino era de la idea que a los habitantes australes,  por la lejanía,  merecían bonificarles los precios de las gasolinas y el diesel.

Las repercusiones del artículo de nuestro buen Manolo, y siguiendo con el relato, se  dejaron sentir entre los ejecutivos enapinos. Era una crítica dura que provenía de un “patriarca natalino”, ciudadano ilustre de la Región. Democratacristiano influyente, cuando ENAP aún registraba a nivel de mandos  a simpatizantes DC.

Nuestro personaje  recibió una nota gerencial. Lo recibirían para  aclarar sus dudas. Viajó a Punta Arenas, acicalado y con su maletín, signo de la seriedad del encuentro.  Pero en la recepción, no había Gerente-interlocutor, sólo un subalterno, de diálogo  laxo e inocuo.  Hombre santo Manolo, en vez de salir indignado por la plática insulsa y  torturante del funcionario enapino,  no se podía explicar como un ser pensante podía prestarse para jugar papeles tan poco dignos.

He recordado,  éste acontecimiento, de allá por el 2010, a propósito de toda la nebulosa que se ha levantado con motivo de las denuncias del Senador Bianchi a raíz de los valores revelados respecto al precio del gas que ENAP vende a Gasco y  Methanex.  Dichos datos publicitados, le han dolido a la estatal pues a juicio de ellos -se han hecho públicos asuntos estratégicos - que podrían ser aprovechados por los competidores.  Lo informado por el senador se resume en lo siguiente: Enap tiene un costo de producción  de gas fijado  en  US$ 8.18 por millón de BTU ( $ 5.480 en moneda nuestra), le vende en US$2  el  mismo billón de BTU a Gasco Magallanes ( $ 1.340  chilenos) y a Methanex  US$3.68 el millón de BTU ( $ 2.456 chilenos)

Estos datos fueron entregados por un organismo del Estado, por error, a una empresa neozelandesa que ha sido demandada por incumplimientos en los CEOPS (Contrato Especial de Operación Petrolera);   que los pidió a través del sistema de transparencia, para reunir antecedentes contra la estatal.  En otras palabras, pudo más el “pajaroneo” de un funcionario, que muchos oficios sobre el tarifario realizado por temerosos planificadores y asesores estatales; indagaciones de contralores y el inmovilismo de diputados fiscalizadores. El  agravante de todo este intrincado y enrevesado juicio político a ENAP, es que la petrolera recibe  US$ 100 millones , como  subsidio para mantener los precios del gas a la población magallánica. Cantidad similar al subsidio que recibirá el mega apoteósico proyecto del gobierno para el tendido de la Fibra Optica Austral.