An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy235
mod_vvisit_counterAyer1130
mod_vvisit_counterSemanal2560
mod_vvisit_counterMensual25129
mod_vvisit_counterTodos1862403

PUERTO NATALES ENFURECIO TRAS GOLPIZA A TRES JOVENES QUE INVOLUCRA A CARABINEROS DE CIVIL.

Una persona con riesgo vital, otra con fracturas graves y un tercero con contusiones múltiples fue el resultado de una salvaje golpiza que le propinaron a tres amigos en la madrugada de ayer en la ciudad de Puerto Natales un grupo de sujetos, entre los cuales había dos carabineros de franco que fueron detenidos ayer en la noche, identificados como Miguel Delgado y Pedro Loncuante, los que fueron dados de baja y que hoy pasarán a audiencia de control de detención.

El hecho se produjo a las 5 horas de la madrugada de ayer, aproximadamente, cuando los amigos Sady Galindo Soto, 33 años, Gonzalo Muñoz del Campo, 22 años y Víctor Hernández Saldivia, de 30 años salieron desde el local Slowly Bar, ubicado en calle Bories con Magallanes a una cuadra de la Plaza de Armas Arturo Prat (frente al Casino de Juegos). Se dirigieron caminando por calle Magallanes hasta Eberhard (a dos cuadras de la Segunda Comisaría de Carabineros y una cuadra de la gobernación provincial). Allí -sin razón aparente- un grupo de nueve sujetos aproximadamente los atacó primero con golpes de pies y puños y luego con elementos contundentes, entre ellos el extintor de un vehículo. Los tres amigos salieron huyendo del lugar intentando protegerse, siendo alcanzado Gonzalo Muñoz del Campo a media cuadra, frente a la sede del Club de Leones, donde habría sido golpeado brutalmente en todo el cuerpo y especialmente en la cabeza, quedando hasta ayer en la tarde una mancha de sangre que daba cuenta de la feroz agresión.

Por su parte, su amigo Sady Galindo Soto fue atacado salvajemente en dos ocasiones con un elemento contundente, quedando tendido en la vereda inconsciente. El otro amigo, Víctor Hernández Saldivia “defendió su vida” y con golpes de pies y puños pudo escabullirse de los tres sujetos que lo atacaron, resultando con múltiples contusiones en todo el cuerpo, logrando sin embargo romper el cerco de agresores y huir del lugar.

Testigos del hecho, impresionados por el salvaje actuar de los carabineros de franco y sus acompañantes salieron en defensa de los amigos, logrando que sus atacantes no continuaran con su inconsciente actuar.

Los tres lesionados fueron trasladados al Hospital Augusto Essmann de Puerto Natales donde se determinó por la gravedad de sus lesiones estabilizar y luego entubar a Muñoz del Campos para evacuarlo de urgencia al Hospital Clínico de Magallanes, donde en horas de la tarde fue intervenido quirúrgicamente. Al cierre de esta edición se debatía entre la vida y la muerte.

Por su parte Galindo Soto, quien resultó con un tec y una fractura de mandíbula, fue llevado por sus propios padres a la Clínica Magallanes. Quienes lo vieron quedaron impresionados porque en todo su cuerpo son visibles los golpes que recibió mientras permanecía desmayado en el suelo.

Conocido el hecho, la fiscal Lorena Carrasco emitió una orden de investigar a los funcionarios de la PDI, se resguardó el sitio del suceso y ayer llegaron provenientes de Punta Arenas funcionarios de la Brigada de Homicidios y del Laboratorio de Criminalística de la Policía Civil, para recoger las evidencias. A lo anterior se sumó la entrevista a testigos, quienes ratificaron que habían carabineros de franco involucrados. En horas de la noche solicitó al tribunal una orden de detención contra dos funcionarios policiales.

Madre pide justicia

Había pasado poco más de una hora de ocurrido la salvaje golpiza cuando María Laura Soto, fue informada que su hijo se encontraba grave en el hospital. Hasta el recinto llegó con su esposo. Ayer recordó que “fue un momento horrible que te digan que tu hijo está grave en el hospital. Lo único que quiero es que se haga justicia. Natales era tranquilo. Están llegando distintas clases de gente y dicen que son uniformados que estaban en su día libre y que andaban de civil”.

Los padres de Sady Galindo Soto son los propietarios del Hotel Los Glaciares de Puerto Natales, en cuya administración les ayuda.

Tuvo tiempo de conversar con su hijo quien le dijo que “no saben porqué los atacaron. Se les vinieron encima y le pegaron y luego despertó en el hospital apaleado”.

Agregó que “no sé quién lo llevó al hospital. Le pegaron en la cabeza. Le fracturaron la mandíbula, le rompieron el labio, en el cuerpo tiene unos tremendos golpes y estaba saliendo recién de una operación. Le dieron con un palo. Su cuerpo está marcado desde la clavícula, el dorso, las piernas. Le dieron una feroz paliza”.

Apedrean cuartel policial

En la golpiza habrían participado más de siete personas según testigos, entre ellos los dos carabineros que estaban de franco.

Precisamente la institución a la cual pertenecen inició la investigación en las primeras horas de la mañana.

Sin embargo por las redes sociales se comenzaron a mencionar nombres de funcionarios presuntamente involucrados para finalmente llamar a una protesta a las 20 horas de ayer.

Una muchedumbre se fue reuniendo frente al cuartel policial que superó las 500 personas y una decena de vehículos realizaron una caravana por la ciudad y frente al recinto.

Ante los gritos pidiendo justicia, el comisario de Carabineros Alaín Valderarma salió a conversar con la multitud. En la ocasión reiteró lo manifestado durante el día donde expresó que “Carabineros de Chile como institución estamos adoptando el procedimiento de rigor tal cual como si fuere un procedimiento que involucre a cualquier persona. No estamos haciendo ningún tipo de deferencia, ni escondiendo información ni protegiendo a nadie, como ha circulado en algunas redes sociales. Nosotros somos los primeros interesados en tratar de dar con el paradero de las personas que están vinculadas al hecho, recopilando la mayor cantidad de antecedentes y medios de prueba para proceder conforme a lo que establece la normativa legal vigente”.

Sumado a lo anterior, informó que se encontraban efectuando una investigación interna para determinar la identidad y responsabilidad policial de los presuntos implicados.

 

Antes que concluyera sus palabras que eran continuamente interrumpidas, desconocidos comenzaron a arrojar piedras destrozando varios vidrios del cuartel, así como provocando daños al retén móvil. Cerca de las 21 horas carabineros con equipamiento anti disturbios, salió a enfrentar a los manifestantes, arrojando gas pimienta, disolviendo al gentío que estaba en las afueras del cuartel, los que se dividieron en grupos en las cercanías del lugar. Los disturbios se prolongaron por más de tres horas, con barricadas bloqueando la Plaza de Armas, gritos y enfrentamientos con carabineros, que cada cierto tiempo lanzaba bombas lacrimógenas para disolver a los manifestantes, enfrentamiento que no se había dado desde hace décadas en la capital de Ultima Esperanza.

 

FUENTE: LA PRENSA AUSTRAL