An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy995
mod_vvisit_counterAyer1489
mod_vvisit_counterSemanal5931
mod_vvisit_counterMensual28500
mod_vvisit_counterTodos1865774

LAS MUJERES DEBEN SER LO QUE QUIERAN SER”

El candidato a diputado por Magallanes, Domingo Rubilar, señaló que "las mujeres se realicen de forma autónoma es básico para el logro de igualdad entre los géneros, y esta autonomía debe darse en todos los ámbitos;  físico, económico, en la toma de decisiones y en la participación político pública. Somos una sociedad entrampada en patrones culturales que se expresan en un conjunto de prácticas que operan en favor de la desigualdad, y que se manifiestan a través de la violencia que es ejercida en contra de las mujeres de  distintas formas. Cuando se aborda la  igualdad de género no sólo se debiera hacer mención a la igualdad de oportunidades, sino también a la igualdad en los resultados. Creo en la igualdad y tengo la convicción de que sólo lograremos el desarrollo al que aspiramos si ponemos en el centro del anhelo de progreso, la búsqueda  de la equivalencia entre mujeres y hombres. En este ámbito pienso y siento que “las mujeres deben ser lo que quieran ser”, es así de simple".

 

Al mismo tiempo, dijo que "deudas con las mujeres aún tenemos muchas, una es la “brecha salarial” que ha aumentado en los últimos  años alcanzando un 31,6%. Chile en el concierto de países latinoamericanos  es uno de los con mayor injusticia en este ámbito. En nuestro país existe segmentación y segregación ocupacional  en función de si eres hombre o mujer. La segmentación laboral y la segregación sexual del mercado nos muestran la existencia de sectores económicos feminizados (feminización de la pobreza). Hoy como país tenemos grandes desafíos socioculturales y por tanto el diseño y formulación de la política pública debe ir acompañada de una elaboración estadística que  visibilice  estos fenómenos y permita un trabajo serio para generar igualdad de condiciones en el mundo laboral. Es necesario incluir en la discusión legislativa esta dimensión con un claro enfoque regional. Tengo la seguridad de ser quien puede representar de mejor manera en el poder legislativo, este interés fundamental para el desarrollo democrático justo de Chile y Magallanes".

 

Asimismo, recalcó que "las AFP, con su régimen de capitalización individual replican e incrementan, al momento de la pensión, todas las diferencias que hasta ese instante han vivido las mujeres. Cuando se aborda este tema, hay que considerar que las  mujeres están menos en el mercado laboral porque asumen labores no remuneradas y que por igual trabajo reciben menos salario. Todo esto incide en que la densidad de sus cotizaciones sea menor a la de los hombres. Cuando se aprueba la reforma previsional en el año 2008, la distancia entre mujeres y hombres en materia de pensiones era de un 13%, en dos años pasó a ser de un 28%, el año 2014 estábamos en un 33%, actualmente los indicadores muestran una distancia de casi un 40%; o sea si un hombre recibe una pensión de 100 mil pesos, la mujer recibe una de 60 mil. Esto no es coherente con lo que las mujeres pensionadas en su periodo activo han aportado a la generación de riqueza del país. Esta realidad debemos corregirla modificando el sistema de pensiones y avanzando a uno de seguridad social integral.