An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy921
mod_vvisit_counterAyer657
mod_vvisit_counterSemanal4427
mod_vvisit_counterMensual16172
mod_vvisit_counterTodos2103434

COMUNIDAD DE DOROTEA CONMEMORÓ SUS 53 AÑOS DESDE SU FUNDACIÓN

La localidad fronteriza está a 24 kilómetros de Puerto Natales y a 7kilómetros de Río Turbio con lo que se convierte en la principal puerta de entrada desde y hacia Argentina.

 

Siendo el paso obligado de todos quienes transitan entre el yacimiento de Río Turbio (Arg.) y Puerto Natales, la Villa Dorotea enclavada en el cerro del mismo nombre conmemoró sus primeros 53 años, desde su fundación un 24 de enero de 1965 por el entonces intendente de Magallanes, Mateo Martinic Beros, en una ceremonia realizada en el salón principal de la Escuela de la villa y que contó con la participaron de las autoridades y gran parte de la comunidad, la que fue dirigida por el Presidente de la Junta de Vecinos, Luis Alvarado Sotomayor.

En representación del municipio llegó el Alcalde Protocolar de Natales, Alfredo Alderete Flores, acompañado de los Concejales Verónica Pérez, Guillermo Ruiz y Daniel Córdova; además de autoridades regionales, como el Director Regional de Cultura y las Artes, Gonzalo Bascuñán y, representantes de Carabineros y PDI. Los que en su conjunto relevaron la importancia que tiene éste poblado en el desarrollo de la comuna y provincia; lo cual fue destacado en las palabras que dirigió a los asistentes el representante del municipio natalino, Alfredo Alderete, quien indicó que el por años conoce como ha ido creciendo y desarrollándose éste importante sector otrora minero, pero también lo que significó Dorotea en el desarrollo de Natales, cual desde éste lugar se llevaba a la joven ciudad la leña que era la única forma de calefacción que se conocía a mediados del siglo pasado. “…Hoy vemos la visión de futuro que tuvieron sus fundadores ya que vemos los avances que ha tenido en el tiempo, ya hay electrificación, gas natural y una gran conectividad vial, sabemos que faltan cosas pero vemos cómo se va desarrollando en beneficio de todos sus habitantes…”. Más adelante el edil dijo que siempre ha estado el apoyo y trabajo del municipio. “…Aquí ha habido mucha preocupación por parte del municipio, del señor Alcalde y del Concejo en general. El municipio siempre va a estar disponible para trabajar en todo lo que sea beneficioso para la ciudadanía, especialmente para todos aquellos que hacen soberanía como en Villa Dorotea…”.

Por su parte el Concejal Daniel Córdova felicitó a los vecinos por todo lo que han trabajado en el desarrollo de su poblado, más cuando al cumplir 53 años se sigue escribiendo la historia de un sector tan importante para el desarrollo de la provincia de Última Esperanza. “… Realmente es un orgullo llegar hasta aquí y ver todo lo que los vecinos y sus familias han puesto en ir cambiando más que la imagen de la villa, ir cambiando y mejorando su calidad de vida, lo cual ha estado acompañado de todo el apoyo desde el municipio y el Estado. Yo felicito a todos quien son parte de ésta comunidad y a su vez les agradezco por cómo han ido cambiando la imagen de ésta la puerta de entrada a nuestro país. Ellos hacen patria y se valora…”. Sentenció el Concejal.

Además ésta ceremonia estuvo marcada de grandes momentos, como fue la entrega de reconocimientos por parte de la Junta de Vecinos al Director Regional de Cultura y las Artes, Gonzalo Bascuñán por el gran aporte al rescate patrimonial que ha experimentado la comunidad y, al Alcalde Fernando Paredes Mansilla, por el compromiso y trabajo que ha desarrollado en pos de un mejor desarrollo para la villa; reconocimiento que fue recibido por el Alcalde Protocolar, Alfredo Alderete. Además de la presentación del dúo musical “Más que dos”, los que desde capital regional llegaron a amenizar ésta celebración con ritmos muy arraigados en la zona como los corridos, chamamé y los tradicionales ritmos de la Isla Grande de Chiloé.